Bicarbonato de Sodio: el Mejor remedio natural que existe y el más barato.

Pocos elementos pueden ser tan versátiles como el bicarbonato de sodio y ser al mismo tiempo económicos y fáciles de utilizar.

Este remedio natural se utilizó generalmente con un solo fin; tratar trastornos digestivos, pero lo que muchos desconocen es que contiene excelentes propiedades que pueden reemplazar a otros medicamentos además de poder utilizarse como un producto de higiene o de belleza.

Sigue leyendo a continuación y descubrirás todos los usos posibles el bicarbonato de sodio.

Acidez estomacal: Media cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso con agua te ayudarán a aliviar la acidez estomacal y evitar los gases.

Cuidado de la piel: Una pasta preparada a base de bicarbonato de sodio y un poco de agua te pueden servir para aliviar la comezón provocada por las picaduras de insectos o para contrarrestar el ardor de las quemaduras de sol.

Crema exfoliante y reparadora: En la crema que acostumbras a usar para el rostro puedes agregar un poco de bicarbonato de sodio y transformarla en una crema exfoliante. Esto te ayudará a limpiar la piel, corregir problemas de acné, puntos negros y manchas. Prueba esta increíble técnica.

Belleza de pies: También te indicaremos el uso del bicarbonato de sodio para el cuidado de los pies. Después de bañarte, momento en que la piel está más suave, puedes frotar bicarbonato sobre las durezas de las plantas de los pies o sobre los cayos para eliminarlos. En caso de que tus uñas tengan hongos, puedes colocar en un recipiente agua con bicarbonato, sumergir los pies y de esta forma terminar con tu problema de hongos.

Caída del cabello y caspa: Prepara una solución de 1 litro de agua y una cucharada de bicarbonato de sodio que aplicarás el cabello luego del lavado habitual para que te ayude eliminar los residuos de shampoo que se van adhiriendo el cuero cabelludo y que son los que provocan la resequedad y el debilitamiento. Con esto eliminarás la caspa y fortalecerá los folículos del cabello para que crezcan con más fuerza.

Desodorante: ¿Sabías que podías utilizar el bicarbonato de sodio como desodorante? Después de tu baño habitual puedes extender bicarbonato de sodio por sus axilas para utilizarlo como desodorante.

Eliminar olores: El bicarbonato de sodio tiene la particularidad de ser un excelente absorbente de olores. Coloca en un plato o en un recipiente dos o tres cucharadas de bicarbonato de sodio y podrás colocarlo dentro del refrigerador, cerca de donde duerme tu mascota, en los botes de basura o en cualquier otro lugar donde se generen malos olores.

Blanquear los dientes: Blanquear tus dientes puede ser mucho más económico de lo que crees. En lugar de ir al dentista para que te realice esta práctica, prueba antes cepillar tus dientes con bicarbonato de sodio a diario que al mismo tiempo te será útil para prevenir caries.

Adhesivo: Aunque te suene extraño el bicarbonato de sodio puede ser un ingrediente increíblemente eficaz para agregar a tu adhesivo y hacer que éste sea más resistente y duradero. Espolvorea un poco de bicarbonato en tu pegamento y notarás la gran diferencia.

Anticancerígeno: Algunos médicos recomiendan a sus pacientes como método preventivo beber cada tres días un vaso de agua con media cucharadita de bicarbonato.

Blanquear la ropa: En este sentido bicarbonato de sodio cumple con varias funciones. Puede blanquear tu ropa, ayudar a retirar manchas, desinfectar y limpiar el lavarropas de hongos.

Una guía imperdible de todo lo que puede hacer el bicarbonato de sodio en nuestro hogar, más allá de utilizarlo como un digestivo natural. Te ayuda a ahorrar dinero porque reemplaza otros elementos que suelen ser caros y no siempre efectivos. El bicarbonato de sodio nunca debe faltar en tu hogar.

 

NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES…