Se realizó 101 operaciones para tener un cuerpo “perfecto” y falleció

El ser humano hoy en día está en la búsqueda de la perfección y lo quiere conseguir a como de lugar, por ello se expone a una gran cantidad de cirugías para conseguirlo.

Algunos obtienen resultados sorprendentes, pero a otros no les va tan bien. Y es que se debe de elegir un excelente cirujano para que el paciente no corra ningún tipo de peligro.

Hacemos mención a esto porque te daremos a conocer el caso de una mujer, la cual se realizó nada menos que 101 cirugías, cuando se hacía una más su vida corría peligro pero a ella parecía no importarle. Te contamos su historia y su trágico final, para que no les suceda lo mismo.

Tras 101 operaciones esta mujer tuvo un trágico final

El caso de Kristyna Martelli es probablemente el que simboliza de mejor manera que la obsesión puede llevarnos a lugares terriblemente oscuros. Cuando tenía apenas 17 años, la chica se sometió por primera vez a una cirugía plástica. Lamentablemente ese fue el punto de partida para lo que sería una vida llena de complicaciones que resultarían producto de las 100 operaciones que se realizó en el cuerpo, todo, según ella, para alcanzar el físico perfecto.

Después de ver los resultados de la modificación inicial, Kristyna pasó 5 años dedicándose única y exclusivamente a cambiar su cuerpo. Sin embargo, nunca logró sentirse satisfecha.

Con el transcurso del tiempo, su figura la llevó a causar un verdadero impacto a nivel mundial, asombro que se reflejó en los más de 600 mil seguidores que consiguió en su cuenta de Instagram. Ellos le mostraron apoyo constantemente y la incitaban a continuar el camino de las cirugías estéticas, pero hubo un grupo tal vez mayor de personas que la criticó duramente una vez que su historia se dio a conocer.

Lamentablemente, el peso de la obsesión se vio reflejado en las 100 intervenciones quirúrgicas a las que la joven se sometió. A esas alturas, era conocida como la ‘mujer silicona’ y poco después de haber cumplido 23 años, mientras su habitual cirujano le realizaba la operación número 101, el cuerpo Kristyna simplemente no soportó tal nivel de intervención y falleció de un paro cardíaco

No deja de ser triste que ella no haya sido capaz de ver los problemas que atravesaba y la magnitud de los riesgos que se avecinaban.

Estas fueron sus palabras poco antes de morir.

Nunca permitiré que los comentarios negativos de las personas me afecten. Muchos dicen que tengo un problema mental; sin embargo, yo soy una de las personas más felices que conozco”.

Si yo continúo con mis operaciones es porque quiero llevar mi cuerpo a otro nivel, y así lo haré sin importar las consecuencias. Estoy segura de lo que estoy haciendo, y seguiré luchando para hacer mi sueño realidad: tener el cuerpo perfecto”.

¿Qué les parece la increíble historia de esta mujer?

NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES…