Si no te gusta la vejez, esta es la madre del anti envejecimiento, es lo mejor, compruébalo tú misma.

Como todos Sabemos que la vejez, y los signos en la edad, es el pánico para muchas personas. ¿También es tu caso? Pues, si es así. Lo más probable es que uses muchos cosméticos o cremas, o remedios, todos comprados. Para ayudarte a evitar esas marcas llamativas que influyen en tu apariencia.

A menudo se escuchan las quejas, de esos caros productos que no surgen el efecto deseado. ¿Por qué? Pues, al ser llevados por tantos químicos, su función se ralentiza. Y el efecto no es siempre el mejor. Y el esperado. Aunque debemos aceptar los signos de la edad y que con el tiempo nos vayan saliendo arruguitas, podemos utilizar remedios caseros para ralentizar el proceso.

A veces nos miramos al espejo y ya vamos percibiendo esas líneas que se marcan más en nuestra frente, en el entrecejo o incluso alrededor de los labios formando lo que se suele llamar “el código de barras”. Unas líneas rectas que caen hasta los labios. Y que para algunos, no es agradable.

Pero, no te sorprendas ni te asustes si te pasa esto. Porque sabemos, que lo natural siempre rompe los límites. Y sí, te taremos maneras saludables y ´prácticas de eliminar esas líneas que te atormentan. ¿Te apetece?

Ya te aseguramos que en ocasiones, siendo constantes podemos obtener buenos resultados con ingredientes naturales que todos tenemos a nuestro acceso. Son económicos y naturales, libres de esos químicos que a veces contienen los cosméticos. Así que vale la pena seguir estos consejos.

Maneras de eliminar las arrugas y marcas de expresión.

Arcilla:

Esta arcilla, es un mineral muy potente. Dicho mineral, es muy bueno para regenerar la piel y devolverle la elasticidad. También mejora la presión sanguínea, elimina los puntos negros, e impurezas de la piel. Y todo, en poco tiempo.

Preparación:

Debemos mezclar una cucharada de arcilla en polvo con agua común o agua de rosas. Batiremos todo hasta obtener una sustancia suave y homogénea. Luego la aplicarás sobre el rostro y el cuello y la dejarás secar. Finalmente la enjuagarás con agua tibia.

También, mezcla una cucharada de arcilla en polvo con una cucharada de miel. Después añadirás una clara de huevo y mezclarás todo muy bien. Luego aplicarás esta pasta en el rostro y el cuello y la dejarás secar. Para terminar, la removerás con abundante agua tibia. Cualquier de las 2 preparaciones la debes repetir 2 veces por semana.

Fresas frescas:

Las fresas actúan como astringente de la piel y aportan vitamina C, antioxidantes, y otros compuestos que estimulan la producción de colágeno. Que te ayudan a mantener la piel firme y lisa. Por si fuera poco, las mismas aportan ácido alfa hidróxido que ayudan a embellecer la piel madura.

Preparación:

Debes machacar 2 o 3 fresas maduras. Luego, las mezclaremos con 1 cuchara de aceite de coco y 2 cucharadas de miel. Después la aplicaremos en el rostro y el cuello. Ahora, la dejaremos actuar durante 5 minutos y la enjuagaremos con agua tibia. Este proceso lo repetiremos diariamente durante varias semanas. Luego, verás los resultados.

Pepino:

El pepino es el mejor refrescante para el rostro. Pues contiene gran cantidad de agua que hidrata y tantas propiedades saludables que emana, puede saciar esa necesidad de vitaminas que tiene tu piel.

Preparación:

Licúa medio pepino y cuélelo o utiliza el extractor de jugo. Luego, aplicarás esta sustancia sobre el rostro y el cuello dejándolo actuar hasta que se seque. Finalmente, lo removerás con agua fresca y repetirás este proceso una vez al día.

Una segunda opción sería: mezclar 1 cucharada de pepino rallado con 1 cucharada de aceite de coco. Luego, aplicaremos esta sustancia en el rostro por 15 minutos y enjuagaremos con agua tibia. Este proceso lo repetiremos varias veces a la semana.

Agua de rosas:

Para embellecerte, solo debes aplicar el agua de rosas en tu cara y cuello antes de acostarte. Esto hará que tus poros se cierren y servirá para evitar los signos del envejecimiento prematuro. Lo más probable es que ya lo hayas escuchado.

Preparación:

Mezcla 1 cucharada de jugo de limón con 1 cucharada de hama melis y 5 gotas de aceite de almendra en 1 taza de agua de rosas. Esta preparación la aplicaremos en el rostro y la dejaremos actuar por 20 minutos. Finalmente, enjuagaremos el rostro.

Clara de huevo:

Debes usar 1 o 2 huevos y bátelos hasta obtener una textura similar a la de mousse. Luego aplicarás esta sustancia en el rostro y la dejarás actuar por 20 minutos. Para finalizar, removerás la sustancia con un poco de agua fría.

Preparación:

Una segunda opción es mezclar una cucharada de aceite de coco con una clara de huevo. Este preparado lo untarás en la piel de la cara y el cuello y lo dejarás actuar por 30 minutos. Para concluir, te enjuagarás el rostro. Estos procesos lo debes repetir 2 veces a la semana.

Aloe vera:

Es lo mejor para el rostro. Extrae el gel de sábila y frótelo sobre tu cara y cuello. Lo debes dejar actuar por 20 minutos antes de enjuagarte con agua tibia. Este proceso lo deberás repetir variar veces a la semana.

Preparación:

Una segunda opción podría ser mezclar el gen de aloe vera con una cucharada de mayonesa y una cucharada de miel. Después, llevaremos la mezcla a la cara y la dejaremos actuar por 15 minutos. Finalmente, la removeremos con agua fría. Este tratamiento podrás repetirlo 1 vez por semana.

Limón:

Mezcle el zumo de limón con partes iguales de agua para luego frotártelo en el cuello y cara. Después, dejaremos que actúe durante 5 o 10 minutos. Para terminar, enjuagaremos el rostro con agua tibia y repetiremos el proceso 2 veces a la semana. Como complemento, aplicaremos algo de crema hidratante luego de finalizado este proceso.

Otra forma es mezclar medio limón en 1 taza de agua fría y realizar una limpieza de cutis con la misma. Solo debemos rociar esta sustancia sobre la piel y enjuagarnos con agua tibia. De igual forma, aplicaremos crema hidratante.

Con ambos procedimientos debemos tener cuidado, pues el limón es fotosensible. Esto quiere decir que no debemos exponer la piel al sol por mucho tiempo después de estos tratamientos.

Aceites:

Para utilizarlo, debemos tibiar un poco del aceite de nuestra preferencia y aplicarlo en el rostro. Realizaremos suaves masajes con la punta de los dedos haciendo movimientos circulares. Este proceso lo realizaremos durante 10 minutos y lo repetiremos una vez al día, preferiblemente antes de acostarnos. (Jojoba, almendras, coco).

Miel:

Mezcla 3 cucharadas de miel con varias gotas de zumo de limón y aceite de oliva. Esta mezcla la aplicaremos en el cuello y la cara y la dejaremos secar. Este procedimiento lo repetiremos 2 veces al día. Otra opción pudiera ser mezclar media cucharada de miel con media cucharada de crema agria y media cucharada de cúrcuma en polvo. Batiremos estos tres ingredientes muy bien y lo aplicaremos en el rostro.

Canela:

La canela es estupenda para cerrar los poros y las imperfecciones de tu rostro. No tienes que usarla de más. Sólo lo necesario. La realidad, es que los cambios, serán estupendos en tu piel. En poco tiempo lo verás.

Mezcle una cucharada de canela con otra de cúrcuma y un poco de aceite de oliva y media cucharada de azúcar o sal.  Ahora, utilizaremos la pasta resultante para masajear la piel del rostro durante varios minutos. Luego, enjuagaremos el rostro con agua tibia y repetiremos el proceso 2 veces por semana. Esto embellecerá nuestra cara y nos hará lucir radiantes.

NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES…