(video) salvadoreño capta “la mera esencia a una cachiporra” en plena calle ¡desfilando!

Los desfiles de mujeres en la fiesta nacional las han convertido en objetos de dominación por los hombres, en un país que lidera la tasa de feminicidios.
El Salvador es un país con un alto grado de violencia, machismo y visión androcéntrica.

Su nivel de agresión hacia las mujeres llegó al grado de ubicarlo en el primer lugar por el mayor número de feminicidios en el mundo en 2012.

Cada año aproximadamente 25.000 mujeres reportan maltrato y violencia sexual. Sin embargo, existe otro tipo de violencia de la cual aún no existen datos ni estadísticas que reflejen su impacto en la sociedad salvadoreña: la violencia simbólica.

En la celebración de cada 15 de septiembre participan niñas menores, adolescentes y mujeres jóvenes (todas estudiantes) para desfilar coreografías, acompañadas de un bastón que hacen girar con sus manos.

Si bien hasta aquí no se describe ningún problema, por otra parte, se presentan ante un público –cuyas primeras filas son lideradas por el sector masculino armado de cámaras fotográficas y de vídeo– usando pequeños y ajustados trajes (algunos con pronunciado escote), que cubren apenas la cuarta parte de sus piernas, y botas hasta la rodilla de tacón.

NO OLVIDES COMPARTIR EN TUS REDES SOCIALES…